Vegamar‎

Entrega en 48/72h laborables a partir del pago – Envío gratis a partir de 100€. info@vegamar.es     ES | EN

Mostrando los 5 resultados

  • Ventresca de bonito en aceite de oliva Herencia del mar
    ventresca
    Añadir al carrito
    Ventresca de Bonito de Costera Nacional HERENCIA DEL MAR
  • Zamburiñas en salsa de vieiras Herencia del mar
    Zamburiñas en salsa de vieiras Herencia del mar
    Añadir al carrito
    Zamburiñas en Salsa de Vieira HERENCIA DEL MAR
  • Sardinillas Herencia del mar
    Sardinillas Herencia del mar
    Añadir al carrito
    Sardinillas de las Rías Gallegas HERENCIA DEL MAR
  • Mejillones en escabeche Herencia del mar
    Mejillones en escabeche Herencia del mar
    Añadir al carrito
    Mejillones en escabeche de las Rías Gallegas HERENCIA DEL MAR
  • Berberechos Herencia del mar
    Berberechos Herencia del mar
    Añadir al carrito
    Berberechos de las Rías Gallegas HERENCIA DEL MAR

Conservas gallegas de pescado

Las conservas son alimentos que se han tratado para prolongar su vida útil. Esto se puede lograr a través de una variedad de métodos, como la sal, el azúcar, el vinagre, el aceite, el aire, el calor o la luz. Las conservas de pescado son uno de los tipos más populares de conservas. Se hacen al aire libre y a menudo se venden enlatadas. Pueden durar muchos meses y años si se almacenan correctamente.

La historia de las conservas gallegas de pescado es muy antigua. La gente siempre ha buscado formas de almacenar y conservar los alimentos para que puedan durar más tiempo. En la Edad Media, la gente usaba sal para conservar la carne y el pescado. La carne y el pescado salados se colocaban en barriles y se dejaban en un lugar fresco y seco. En el siglo XVIII, la gente comenzó a usar vinagre y aceite para conservar la carne y el pescado. La carne y el pescado se colocaban en un recipiente con vinagre o aceite y se dejaban en un lugar fresco y oscuro. En el siglo XIX, la gente comenzó a envasar los alimentos en latas de metal. Esto ayudó a conservar los alimentos porque las latas protegen los alimentos de la luz, el aire y los gérmenes. En la actualidad, la gente sigue usando estos métodos para conservar los alimentos, pero también se han desarrollado nuevas formas de conservación, como la congelación y la refrigeración.

Ocultar filtro
Precio
Cesta cerrar